Últimas Noticias

Recibe las últimas noticias en el mercado de la vivienda

La venta de viviendas sube ya el 50% desde 2013, el peor año de la crisis

La crisis inmobiliaria es cosa del pasado. Así lo reflejan los datos de compraventa de viviendas del año 2017, que muestran un repunte del 14,6% respecto al ejercicio precedente y del 49,1% desde lo más profundo de la recesión del sector, en 2013.

Entonces, cuando el PIB todavía seguía en terreno negativo, los españoles protagonizaron 311.000 operaciones, muy lejos de las 464.000 de los últimos tiempos. Bordeamos ya el medio millón, cifra que los expertos utilizan para hablar de “retorno a la normalidad”, y que podría rebasarse este año si no hay sobresaltos económicos.

La encuesta de Transmisiones Patrimoniales del Instituto Nacional de Estadística (INE), difundida ayer, refleja el cuarto aumento interanual consecutivo en un sector que ha vivido un verdadero tormento durante una década por los excesos del pasado. Pese a ello, cabe señalar que la mejora inmobiliaria va por barrios, con el centro peninsular y el Este del país encabezando el repunte y un Oeste mucho más estancado. Extremadura y Galicia son las autonomías más a la zaga.

La Comunidad de Madrid es, en este sentido, la que está actuando como locomotora del sector. Si bien su incremento de operaciones de 2017 se sitúa por detrás del de Castilla-La Mancha (18,9% frente a 24,7%), es la región que más ha mejorado desde lo más hondo de la crisis. Hace cuatro años el número de compraventas era de 40.000 y en 2017 sobrepasó las 70.000, un 75% más. En esa situación está influyendo de manera decisiva el tirón del Distrito Centro de la ciudad, imbuido en un proceso de repunte de precios (el 21% el último año) y demanda que encuentra pocas comparaciones en el resto del país.

Cataluña, que protagonizaba una mejora similar a la de Madrid hasta mediados del año pasado, no ha podido brillar de la misma manera. Su aumento interanual, del 13,6%, se ha situado por debajo del registrado por España en conjunto (14,6%), y en ello ha tenido que ver la incertidumbre generada por el procés. Para muestra, el sorprendente retroceso de operaciones del mes de diciembre, del 5,2%.

Prudencia con los datos

“El buen momento que vive el sector inmobiliario es consecuencia de la vuelta del interés por la compra de vivienda en un contexto de mejoría económica, del empleo y de la consolidación de la financiación”, explica Beatriz Toribio, directora de Estudios del portal Fotocasa. A su juicio, los datos son buenos, pero conviene no perder perspectiva. Las 464.000 operaciones de 2017 se sitúan muy lejos de las 775.000 del año 2007, y el número de hipotecas, de 320.000, se sitúa a años luz de los 1,2 millones previos a la crisis.

Ferrán Font, de pisos.com, apunta en sentido parecido, aunque reconoce que el momento es “excelente” y demuestra que ha vuelto a crecer el interés por adquirir vivienda. Mientras, Fernando Encinar (Idealista) utiliza un mensaje similar y recuerda que el dato podría haber sido mejor si Cataluña, que experimentaba un repunte del 20% hasta junio, no se hubiera sumido en la incertidumbre.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

Powered by themekiller.com